En Colombia estamos cerca de la temporada de vacaciones de fin de año y muchas personas ya están alistando su viaje. En nuestro país el viajar en carretera es de mayor proporción que viajar en avión;  es por esto que es muy importante que los vehículos estén en las mejores condiciones mecánicas para evitar accidentes en las carreteras.

Es recomendado una revisión  del estado mecánico del vehículo, desgastes de llantas, suspensión, niveles de fluido, equipos de carretera, documentación del vehículo, entre otros.

El poder realizar esta revisión con tiempo es ideal para poder corregir cualquier problema que se encuentre y no generar retrasos en los viaje; además realizarla en un centro especializado ofrece garantía y una revisión ideal antes de viajar.

021

Frenos: Es el mecanismo más importantes del vehículo en cuanto seguridad, se deben revisar constantemente, verifique el nivel del líquido de frenos cada 2 mil kilómetros, su nivel siempre deberá estar entre los límites indicados para evitar problemas. Compruebe que las pastillas y los discos de freno estén en buen estado.

Aceite: El nivel del aceite es importante revisarlo cuando el carro este completamente para que el aceite vuelva a su nivel normal, y mirar cuándo fue el último cambio que hizo. Si está ya muy cerca el momento de cambiar el aceite de su motor, es mejor hacerlo antes de viajar, pues los viajes largos representan un esfuerzo para el motor.

Líquidos: Recuerde hacer revisar los niveles de los líquidos de frenos, refrigeración, limpiaparabrisas y líquido de dirección. Esto puede ayudar a prevenir un accidente o una varada en mitad del viaje

Llantas: el desgaste de esta parte del vehículo es inevitable, por eso es necesario hacerlas revisar constantemente. También debe verificar que la presión de las llantas sean las recomendadas por el fabricante. La fricción calienta las llantas en viajes largos, por lo que unas llantas desgastadas pueden generar una emergencia en el viaje. Además, conducir con las llantas desgastadas puede exponerlo al riesgo de que el vehículo patine, más en carreteras mojadas.

Batería: Revise que los bornes no se encuentren sulfatados o sucios, esto le ayudará a tener un correcto contacto eléctrico.

Luces: Confirme que las luces exteriores (stops, direccionales, farolas bajas y altas, direccionales y exploradoras), estén en óptimo funcionamiento. Esto ayuda a mejorar la visibilidad suya y de los otros conductores que están cerca a usted.

Limpiabrisas: Durante la conducción la visibilidad del conductor debe ser óptima en todo momento. Por tal motivo, tanto los vidrios panorámicos como los laterales deben estar completamente limpios antes de emprender la marcha; de igual forma es importante revisar que el depósito de agua del Limpiabrisas esté lleno y las plumillas estén en perfecto estado.