La lubricación es quizá el tema más importante para que los rodamientos funcionen correctamente. Al estar bien lubricados, evitaremos el contacto directo entre los elementos rodantes, con el fin de que no ocurra un pronto desgaste y para proteger las superficies del rodamiento contra la corrosión.

Al igual que otras partes importantes del vehículo, los rodamientos deben ser revisados y limpiados, al menos una vez al año.

2013020419255169746

EJE DELANTERO

Cuando los rodamientos de las ruedas delanteras comienzan a producir ruidos, deben ser revisados. Ten en cuenta que los rodamientos delanteros en mal estado, pueden afectar tu seguridad y producir un rápido desgaste de las llantas. En casos extremos, un rodamiento defectuoso puede ocasionar un bloqueo total de la rueda.

Si notas que los rodamientos hacen demasiado ruido o parece que tienen un exceso de holgura, es necesario colocar unos rodamientos nuevos. Sin embargo, llévalo a tu mecánico de confianza para que valore los posibles daños.

maxresdefault

EJE TRASERO

Cuando los rodamientos traseros se desgastan o rompen, comienzas a sentir zumbidos o ruidos. Estos se hacen más notorios cuando incrementas la velocidad sobre los 40kmh y se mantiene.

Muchas veces estos zumbidos se confunden con piedras dentro del labrado de las llantas, pero realmente se producen por un desgaste de los cilindros de los rodamientos después de los 100.000 km. Es importante que realices una revisión periódica para detectar daños a tiempo, de lo contrario éstos empeorarán poniendo en riesgo tu bienestar.

caja de bolas