Aunque el sistema de inyección debería durar toda la vida útil del vehículo, si no se hace un adecuado mantenimiento, los inyectores se pueden ver seriamente afectados, aumentando el consumo de combustible y el nivel de emisiones de CO2; incluso pueden llegar a dañar el motor.

inyector

Pero comencemos por definir qué son y para qué sirven los inyectores:

Ya sean diésel o de gasolina, los inyectores son indispensables para el buen funcionamiento del motor ya que son los encargados de enviar la cantidad exacta de carburante a la cámara, con el fin de que se produzca una combustión adecuada.

25D

Cuando el sistema de inyección está en buen estado, la dosificación del combustible es óptima, logrando el máximo provecho de la potencia del motor, un funcionamiento suave y una lubricación extra en el sistema, lo que permite una reducción en el consumo de combustible y en las emisiones de CO2.

¿Cómo mantenerlos en buen estado?

1. Usa aditivos de limpieza de inyectores para eliminar las impurezas que puedan obstruirlos.

cuidado-mantenimiento-inyectores-coche-endado

2. No pongas combustible en tu vehículo hasta después de una hora de que los camiones cisterna hayan recargado, de lo contrario los sedimentos que almacena el surtidor pueden entrar en tu depósito de combustible.

3. No dejes que el vehículo ande con la reserva de combustible.

4. Controla las revoluciones, ya que si circulas por encima de las 2.000 rpm generas más carbonilla, provocas más vibraciones y desgastes prematuros de los elementos que forman el sistema inyector.

5. Limpia los inyectores de cualquier obstrucción, a los 100.000 kilómetros por primera vez y después cada 50.000 kilómetros. Un poco de suciedad en los inyectores puede causar tirones en las aceleraciones o desaceleraciones.