Hacer una revisión periódica del vehículo y de sus componentes es esencial para garantizar la seguridad cuando se maneja y así evitar posibles incidentes. Los amortiguadores son uno de los elementos más importantes y tienen un papel en el conjunto de la seguridad del vehículo,  por lo que no se pueden descuidar en ningún momento, deben ser sometidos a una revisión cuando sea oportuno.

Los amortiguadores son un componente fundamental de la suspensión, dirección y frenado del carro. Su función es la de conseguir la máxima adherencia entre neumático y calzada para mantener el automóvil estable y proporcionar mayor confort y comodidad a todos los ocupantes, por lo que si se encuentran en buen estado aumenta su seguridad en la carretera y reduce el riesgo de sufrir accidentes de tráfico.

Amortiguadores Motorcraft

Los amortiguadores del coche se desgastan de forma gradual y de no ser cambiados cuando se requieren, pueden llegar a dañar otros elementos esenciales del vehículo como neumáticos, rótulas, palieres y semiejes.

En algunas ocasiones es difícil detectar el mal funcionamiento de los amortiguadores. Lo más conveniente es seguir las indicaciones de los expertos, quienes aconsejan revisarlos cada 20.000 km y sustituirlos cada 60.000 km, sin embargo este puede cambiar, según el tipo de terreno por el que circulemos habitualmente habrá que hacer la revisión con más o menos frecuencia.

Existe una prueba manual muy sencilla que los conductores pueden realizar para comprobar en qué estado se encuentran los amortiguadores. Consiste en generar presión sobre el capó del vehículo y luego aflojar la presión. Si el vehículo oscila solo una vez significa que funcionan correctamente pero en el caso de que se produzca más de un rebote, los amortiguadores podrían estar desgastados y deben ser revisados o cambiados.

De igual manera cuando se nota una mayor distancia en el frenado, balanceos del vehículo con el viento lateral, pérdida de control en curvas, desgaste de neumáticos, mayor riesgo de deslizamiento o aumento del consumo de combustible son algunos síntomas que reflejan un problema o deterioró de los amortiguadores y deben ser reemplazados por un mecánico profesional.

Por último toca tener en cuenta que los amortiguadores deben ser cambiados en parejas, delanteros o traseros, para garantizar el equilibrio del vehículo y evitar que quede descompensado.