En nuestro artículo anterior, mencionamos algunas cosas fundamentales del estado físico de un auto usado, que debes revisar antes de comprarlo. En este artículo, mencionaremos esas cosas del interior del auto que debes tener en cuenta para saber si será una buena inversión o un gasto innecesario.

Interior

– Revisa si los asientos o el tapizado tienen desgarros, están rotos, tienen manchas o algún otro tipo de daño. Recuerda que un tapizado nuevo puede salirte muy costoso.

Cómo-quitar-las-manchas-en-la-tapicería-de-piel-en-el-auto

– Enciende el aire acondicionado para verificar que funcione bien.

– Verifica el kilometraje; esto te indicará la edad del auto y el uso que le han dado.

kilometraje

– Presta atención a las advertencias que aparezcan en el tablero del auto cuando lo enciendes o cuando gires la llave.

simbolos-tablero-auto-624x351

– Revisa que todas las funciones normales del auto funcionen bien cuando esté en movimiento, incluyendo las luces, el sensor de estacionamiento, cámara trasera, radio, reproductor de CD o DVD, etc.

Al conducir

Conduciendo el auto podrás conocer mejor su estado.

– Asegúrate de revisar los frenos. Prueba frenando en seco manejando a 48 km/h en un área sin tráfico. Asegúrate de no sentir ninguna vibración en el pedal, no escuchar ruidos extraños, ni que el auto cambie de dirección. Esto primero podría indicar que las pastillas deben reemplazarse, y el cambio de dirección puede deberse a una pinza averiada en los frenos o en los componentes de la dirección.

maxresdefault-2

– Al acelerar a 120 km/h o más, no debes sentir vibraciones. Por más ligeras que sean, éstas pueden indicar un desgaste de las partes mecánicas de la dirección y representar un gran costo de reparación.

– Al dar una vuelta de 90º (lentamente), no debes escuchar ruidos y sentir vibraciones. Esto también es un signo de desgaste en la parte frontal del sistema de dirección

16860

– Por último, revisa el historial de mantenimiento del auto. Así te darás cuenta de sus reparaciones anteriores y problemas que ha presentado.

Para evitar malas inversiones, lleva el auto a tu mecánico de confianza para hacer una revisión más profesional y profunda.