¿Quieres comprar un auto usado?

Ya sea por presupuesto, por inversión o por negocio, muchas personas prefieren los autos usados a los nuevos. Sin embargo, éstos pueden generar grandes problemas en tu bolsillo si no haces una adecuada revisión antes de comprarlo.

Carros-usados-listos-para-s

No hay forma de saber el uso que le daba su dueño anterior ni su forma de conducir, pero lo que sí puedes hacer, es seguir unos sencillos pasos para detectar posibles daños mecánicos, choques, desajustes, etc, que pueden resultar más costosos de lo que crees.

carros-usados-documentacion-neoauto1

Revisa el estado físico

– Es importante que el carro esté sobre una superficie plana.

– Primero, revisa el estado de la pintura en busca de áreas oxidadas, hendiduras o rayones. Pasa tu mano para detectar irregularidades y residuos de cinta de enmascarar que indiquen un trabajo anterior de pintura.

oxido-carroceria-650x420-2

– El baúl o maletero debe estar también en buen estado. Revisa que no tenga signos de óxido ni esté mojado, ya que ésto último puede deberse a alguna fisura o hueco

– Revisa los neumáticos. Recuerda que el desgaste debe ser parejo. Si un lado está más gastado que el otro, esto puede indicar que el carro está desalineado, posiblemente por un desgaste de los componentes de la dirección o la suspensión, o un daño del chasis.

728px-Know-when-Car-Tires-Need-Replacing-Step-6

– Revisa el Chasis! Esto es muy importante, ya que si el chasis está dañado, por nada del mundo deberás comprar ese auto. Para determinar si está en buen estado, debes comprobar que el soporte que conecta los guardabarros frontales y que sostiene la parte superior del radiador, no esté soldada. Un chasis roto o reparado, puede indicar que el al auto recibió un fuerte choque.

arreglar_pintura_auto

– Dentro del capó, revisa las cabezas de los pernos (tornillos) en la parte superior de los guardabarros, ya que las ralladuras indican que los guardabarros se reemplazaron, muy posiblemente, después de un choque. Revisa también si hay signos de soldadura dentro de los marcos de las puertas.

– Si puedes y es seguro, mira debajo del auto para revisar el sistema de escape y aprovecha para mirar si hay óxido en la parte inferior de la carrocería. Las manchas negras en el sistema de escape indican fugas.

– Si estás en un clima cálido, y al encender el auto notas que sale vapor blanco, es una mala señal.

Abre el capó

– En ninguna de las partes cubiertas por el capó (donde se ubica el motor), debe haber hendiduras, daños ni óxido.

Jeep-Compass-Autos-Gallito-Luis-Exterior-Motor

– Revisa que cada guardabarros tenga una calcomanía en la parte interior en donde se une el capó, con el número de identificación del vehículo, con el fin de garantizar que no fue reemplazado, ya que, como lo mencionamos más arriba, esto indica que el auto fue chocado.

– Revisa las mangueras y correas en busca de fisuras. Ten en cuenta que las mangueras del radiador no deben ser suaves.

– El motor no debe presentar ningún tipo de fuga o corrosión. Revisa bien en busca de manchas de aceite de color café oscuro, ya que este tipo de fugas pueden representar reparaciones costosas.

201508311341110.Carros usados

– Da también un vistazo al depósito del líquido de frenos para asegurarte de que no tenga fugas. Así mismo, las correas deben estar en muy buen estado, ya que su cambio puede resultar muy costoso.

– Quita la tapa del aceite y asegurate de que no haya ningún residuo espumoso en el interior, de lo contrario, ¡No deberás comprar ese carro! ya que la espuma quiere decir que hay fugas en una junta de culata.

– Saca la varilla de medición de la transmisión; ésta generalmente es la roja y la amarilla o blanca es la del aceite. El líquido de la transmisión debe ser rosado o rojo y no debe verse ni oler a quemado.

Fluido-Transmision-Auto

– Revisa la correa de distribución ya que es la más importante del motor y es muy costosa de reemplazar.

En nuestro siguiente artículo, te enseñaremos lo que debes revisar al interior del vehículo y lo que debes tener en cuenta cuando lo manejes para saber si está en buen estado.