Una reconocida firma alemana, detectó cuáles son las averías más frecuentes durante la inspección técnica de millones de vehículos en un año. Este tipo de averías, muchas de ellas aparentemente insignificantes, son la causa de muchas catástrofes que pudieron haberse evitado.

Triangulos

Algunas de las averías más comunes están ubicadas en el chasis, causando daños en los amortiguadores, muelles, rótulas, tijeras, puntos de anclaje, etc, afectando la estabilidad del vehículo.

Igualmente, se detectaron grandes fallas en los sistemas anticontaminación del motor, incluido el sistema de escape y el catalizador.

La carrocería también suele tener daños muy comunes pero igualmente importantes, como por ejemplo corrosión, luces en mal estado, fallos en el funcionamiento del cinturón de seguridad y roturas en el anclaje de los asientos, lo cual puede resultar en fatales accidentes.

Otros daños comúnmente detectados, tienen que ver con el sistema de frenos, como por ejemplo las pastillas, los discos o fugas de líquido de frenos.

pastillasd-500x375

También son comunes los daños en el sistema eléctrico, ocasionando el incorrecto funcionamiento del bloqueo central, el aire acondicionado, la iluminación interior, etc.

Aquí les explicaremos más detalladamente estas averías y su respectiva solución:

Barra estabilizadora:

Esta barra metálica forma parte de la suspensión y une las dos ruedas de un mismo eje para mejorar la estabilidad del vehículo, especialmente en curva. Aunque lo ideal es que dure toda la vida útil del vehículo, muchas veces, debido al mal manejo, ésta se deteriora, y muchas veces llega a romperse, causando un mal comportamiento del carro en curva. Lo único que puedes hacer para solucionarlo, es reemplazarla por completo.

8B

Luces fundidas:

Ya sea por humedad, suciedad o por pequeños picos de tensión en el sistema eléctrico, las bombillas de nuestro vehículo pueden fundirse. Lo ideal es cambiarlas cada vez que esto suceda con el fin de prevenir accidentes y comparendos. Sin embargo, el problema no es cambiarla, sino detectar por qué se fundió, ya que si no se soluciona el problema de raíz, esta avería va a presentarse de nuevo.

led

Tijeras de la Suspensión:

Estas piezas son las que conectan los amortiguadores, sujetan las ruedas, y dan forma a todo el esqueleto de la suspensión. Cuando se deterioran y se rompen, pueden ocasionar graves accidentes, ya que una rueda puede salirse estando en marcha o el carro se puede quedar sin dirección.

Para evitar estos graves accidentes por el deterioro de las tijeras, es necesario realizar de forma regular un chequeo en un taller.

sistema-suspension

Catalizador:

Cuando se acumulan muchos gases en el catalizador y éste no puede eliminarlos por completo, se incrementan las emisiones contaminantes. Esto se produce por hacer demasiados trayectos cortos o por el mal estado de las bujías.

catalizador1gr

Para solucionar este daño, te recomendamos circular por carretera durante al menos media hora con el motor a altas revoluciones; por ejemplo, a 80 km/h en cuarta. Por otro lado, si las bujías están en mal estado, deben ser cambiadas.

Corrosión de la carrocería:

Cuando no controlas a tiempo la formación de óxido en la carrocería, ésta se debilita y se deteriora con prontitud.

Cuando notes que aparecen los primeros signos de óxido, repara la zona afectada lijándola, aplicando masilla y repintándola.

Corrosión en los frenos:

Las partes metálicas del sistema de frenos, también pueden sufrir corrosión, ya sean las pinzas, discos o las uniones, provocadas especialmente por fugas de líquido.

oxido-carroceria-650x420

Esta corrosión se puede apreciar visualmente, y se puede eliminar con lija si es superficial. Si es más profundo, deberás reemplazar toda la pieza afectada.

Discos de los frenos:

Cuando las pastillas de los frenos rozan contra el disco, reduce la velocidad de giro del disco y de la propia rueda, provocando un desgaste prematuro. Muchas veces, cuando frenas y sientes que tu volante vibra, es porque los discos están deformados.

Pastillas

Para identificar el desgaste prematuro, es necesario quitar la rueda; te recomendamos que se haga en un taller especializado.

La única solución, es cambiar los discos.

Fuga de refrigerante:

Cuando el líquido que refrigera el motor comienza a salirse, el motor se puede quemar. Revisa si tu auto deja un charco al estar detenido o si la temperatura sube al estar en marcha.

Si este es tu caso, debes taponar la fuga o cambiar la pieza. Ésta debería durarte toda la vida útil del auto.

Pastillas de freno:

Estas son las piezas que rozan con el disco cuando pisas el freno para detener el vehículo. Muchas veces, éstas se desgastan prematuramente y la única solución es sustituirlas.

pastillas-500x375

Exosto:

Muchas veces se producen roturas en los puntos de unión del tubo con el catalizador o entre los diferentes tramos del propio tubo. Este problema lo notas al escuchar un molesto ruido en la zona del escape, y a largo plazo, puede generar una pérdida de rendimiento del motor.

tubo_de_escape_en_madrid

Si el daño es pequeño, puedes repararlo fácilmente con un pegante especial; de lo contrario debes sustituir toda la parte afectada.

¿Qué daños ha tenido tu vehículo y cómo lo has solucionado?

Comenta a través de nuestras Redes Sociales.