Realizar el cambio de aceite de un auto es una de las cosas más importantes que se deben hacer para llevar un mantenimiento adecuado de su vehículo.

El aceite ayuda a que el motor se mantiene limpio, la ampliación de su funcionamiento de la vida. Si el coche es viejo, entonces el aceite debe ser reemplazado más a menudo, en el modelo de coche nuevo por otro lado mantener el aceite limpio más tiempo Este lubricante es esencial para evitar el desgaste de los elementos internos del motor, como son los pistones, las paredes del motor. Esto ayuda a que el motor funcione suavemente y dure más tiempo, optimizando su rendimiento.

El aceite del vehículo posee un cierto porcentaje de tolerancia de impurezas y humedad máximo para funcionar correctamente como lubricante. El funcionamiento normal del motor crea estas impurezas, es por esta razón por la cuál que el aceite debe ser cambiado cada cierto número de kilómetros o cada cierto espacio de tiempo (por acumulación de humedad).

Se recomienda realizar un cambio de aceite cada 5.000 Kilómetros si es mineral, y cada 10.000 Kilómetros si es sintético.

Funciones que cumple el aceite en un motor

Facilitar el arranque en frío: Con el motor bien lubricado, un automóvil arranca con facilidad en cualquier condición de clima

Enfriar las piezas del motor: El aceite es el principal refrigerante de las piezas del motor

Mantener el motor limpio: El lubricante arrastra al cárter partículas de carbón, hollín y otros residuos de la combustión que son eliminados en cada cambio de aceite

Prevenir la corrosión y formación de sedimentos: El aceite deposita una película química que aísla las piezas del motor del agua haciendo que el motor quede protegido del hongo producido por la humedad