Las bujías son esenciales para garantizar que el motor reciba una chispa adecuada y confiable para la combustión de la gasolina. Si ésta se ensucia o comienza a fallar, el motor no funciona óptimamente. Por esta razón se deben inspeccionar al menos cada 19.000 a 24.000 km.

bujias

¿Sabías que el estado de las bujías puede decirte si algo sucede en el motor?

Este elemento puede ayudarte a identificar varias fallas:

1. Suciedad o impurezas:

Cuando el motor se somete a grandes esfuerzos o trabajos pesados, el aislador y los electrodos de la bujía se recubren por incrustaciones blancas, debido a que se generan pérdidas de aceite a través de los segmentos del pistón. Igualmente, cuando se utiliza gasolina de mala calidad, ésta genera residuos que se solidifican en la punta de la bujía.

Bujías-Platino

La solución, además de reemplazar las bujías, es reparar las posibles fugas de aceite y cambiar el combustible por uno de mejor calidad.

2. Depósitos de carbón:

Cuando sientes dificultad al arrancar, tirones en el motor y bajo rendimiento, especialmente en marchas lentas, puede ser porque la punta de encendido está cubierta con residuos de carbón.

bujia

Esto se genera debido a que se conduce a baja velocidad durante largos períodos de tiempo o a que el sistema de encendido está defectuoso. Otra causa puede ser que la bujía es demasiado fría. Para solucionar esto último, procura usar tipos de bujía más calientes.

3. Depósitos de aceite:

Otra de las causas por las que puedes sentir dificultad en el arranque del motor y un rendimiento deficiente en marchas lentas, es porque hay depósitos de aceite debido a que los segmentos del pistón tienen fugas o el cilindro está gastado o dañado. Esta falla la identificas al notar la punta de la bujía engrasada, húmeda y negra.

dep_aceite

Para solucionarlo, cambia los segmentos o rectifica los cilindros.

4. Recalentamiento:

Al sentir que el motor golpea o notas que hay pérdidas de potencia a alta velocidad o en subidas, generalmente es porque utilizas una gasolina con un octanaje muy bajo, el sistema de refrigeración no funciona correctamente o la bujía es demasiado caliente.

83a451e989ba828f2aeb5cd031d8c002

Cuando esto sucede, el aislador de porcelana de la bujía está blanco, vidrioso y brillante y hay sedimentos acumulados. También puede verse la superficie del aislador y de los electrodos quemada y cubierta por pequeños residuos granulados.

Para solucionarlo, verifica las posibles anomalías en el motor y usa bujías más frías, es decir, con un grado térmico más alto.

Como éstas, hay muchas más señales de que las bujías no están en buen estado, y por tanto, hay también alguna falla en el motor. Recuerda realizar una revisión periódica con el fin de detectarlas a tiempo.