La temperatura con la que funciona el motor es un factor que todos los conductores debemos estar pendientes cuando manejamos día a día;  este detalle es sumamente importante pues un sobrecalentamiento del mismo puede provocar daños serios en el motor empezando por la ruptura del empaque de la culata, la deformación de la cara del cabezote, la ovalación o deformación de los cilindros, un desgaste importante en los anillos, y dependiendo a que temperatura se llegue pueden haber problemas como daño serio en la culata, además de la posibilidad de encontrar daños importantes en los codos del cigüeñal en biela y bancada.

Esto es un punto tan delicado pues, en algunas ocasiones y luego de un sobrecalentamiento de motor, podemos empezar a experimentar problemas con la potencia del motor y consumo bajo o moderado de aceite. El motor debe trabajar a una temperatura óptima para su buen funcionamiento, no debe ser una temperatura muy baja pues perdemos optimización de la mezcla con lo cual se elevan las emisiones contaminantes y elevamos el consumo de combustible.

04

El sistema de refrigeración del motor está compuesto por varios elementos o dispositivos que ayudan a mantener la temperatura por lo general entre los 84C  y 96C  grados, tales como el radiador, bomba de agua, termostato, abanicos eléctricos  un buen refrigerante de motor que fluye a través de un circuito desde el bloque de motor alrededor de los cilindros extrayendo el calor el cual es disminuido por el abanico eléctrico por medio de un termo-contacto o en automóviles con tecnología reciente a través del módulo de control del motor o computadora.

El sobrecalentamiento de un motor suele ser un síntomas que nos indican que algo paso y es aquí donde entra  el diagnostico en busca del problema. Como se conoce los cilindros están rodeados por un circuito de refrigeración, uno de lubricación  y además el sitio donde encontramos la cámara de compresión y estos tres no pueden mezclarse o unirse entre sí, aquí es donde entra el empaque de la culata, pues este se encarga de darle independencia a cada circuito.

El daño de este empaque implica que el refrigerante se puede mezclar con el aceite o que entre en la cámara de compresión. Si el refrigerante se escapa al circuito de lubricación se mezclara con el aceite y visualmente veremos el aceite “chocolatoso”  blanco. Si el refrigerante se escapa a la cámara de compresión se sentirá una pérdida de potencia considerable y visualmente se verá  humo blanco por el escape del motor como vapor en exceso, algo así como la condensación en las mañanas frías.