Mantener las llantas de nuestro auto en buenas condiciones es un factor fundamental cuando hablamos de seguridad en las vías de la ciudad o en carretera.

Una llanta con la presión inadecuada, desgastado en forma desigual, liso, con chichones o a los que se les puede ver la estructura de acero que se encuentra en su interior, pueden causar, no solo malos momentos, sino que pueden causar una tragedia.

Los neumáticos cumplen una diversidad de funciones.  Son el soporte principal del carro y hacen avanzar el vehículo, teniendo en cuenta la potencia del motor que aplicamos; cuando usamos el freno, son los encargados de detener o aminorar la marcha del vehículo; soportan el peso del vehículo, nos permiten girar  y absorben moderadamente las imperfecciones del suelo por donde se transitan.

Para estar seguros cuando estamos en nuestro vehículo es muy importante tener en cuenta algunos consejos para cuidar la vida de las llantas.

014

Controlar en forma periódica la presión de los neumáticos

La cantidad de presión de aire debe ser la indicada en el manual de mantenimiento de cada auto. Si los inflamos de más reducimos su rendimiento. La presión normal, en general, es de unas 28 a 32 libras, esto claro según el modelo y marca del carro. Es importante que todos los neumáticos cuenten con la misma presión para facilitar el manejo y evitar el desgaste desparejo de los mismos.

Lo mejor es controlar la presión del aire con las llantas frías. Si esto no es posible, agregar a la medición unas 2 libras más si hemos circulado a velocidad normal y 4 libras si anduvimos en carretera a una velocidad alta.

Es necesario mantener el auto bien alineado

Un mal alineado disminuye el rendimiento de los neumáticos y provoca un desgaste desparejo en los mismos. Por esto es importante controlar periódicamente como es el desgaste de las llantas

Rotar los neumáticos para que no se desgasten de manera irregular

Cuando los neumáticos delanteros y traseros comienzan a desgastarse de manera despareja, una buena estrategia para reducir el desgaste es la rotación de los neumáticos traseros con los delanteros aproximadamente cada 10.000 Km.

Las llantas radiales no deben cruzarse al realizar la rotación, es decir, el trasero derecho se debe colocar en el lugar del delantero derecho y lo mismo con el lado izquierdo.

Reemplazar los neumáticos lisos

Los neumáticos lisos son muy peligrosos en el andar diario. En caso de contar con estos neumáticos lo mejor es reemplazarlos.