Muchas veces vemos en las vías de Colombia carros que les sale humo de diferente color por el escape y que son de diferente color. Dependiendo del color, el carro puede estar teniendo diversos problemas mecánicos, algunos de ellos implican un gran desembolso económico para su reparación.

exosto

Si el humo es azul: Si el humo que sale por el tubo de escape es de color azul, esto suele significar que el motor está quemando aceite en exceso. Se suele producir al encontrarse desgastados los sellos de la guía de las válvulas o los anillos del pistón. Se produce una pérdida de aceite, que pasaría de las piezas que tienen que ser lubricadas a la cámara de combustión, lugar natural donde se quema el combustible.

Ante la aparición de humo azul, es conveniente revisar el nivel de aceite constantemente y reparar las piezas defectuosas.

Si el humo es gris: Los expertos en mecánica anuncian que cuando el humo que sale por el tubo de escape es de color gris, el problema es más difícil de diagnosticar. Al igual que cuando sale humo azul, con la aparición de humo gris el automóvil puede estar quemando aceite o tener un turbocompresor defectuoso. En este caso, las precauciones a seguir son las mismas que cuando sale humo azul.

Además, el humo gris podría significar un atasco o mal funcionamiento del sistema PCV (sistema de ventilación positiva del cárter). Sin embargo, cuando la válvula de PCV se atasca, la presión puede generar fugas de aceite. Afortunadamente, las válvulas PCV no son caras y el problema puede ser solventado sencillamente por cualquier mecánico.

Si el humo es blanco: Si el humo que sale por el tubo de escape es de color blanco, en el caso de que salga en muy pequeñas cantidades y como con forma de hilos delgados, en principio no hay motivo de preocupación, ya que probablemente es el resultado de la acumulación de condensación normal en el interior del sistema de escape. Cuando el vehículo continúa acumulando kilómetros y después de unos minutos de funcionamiento, este fino humo blanco suele desaparecer.

Sin embargo, cuando el hilo de humo blanco es más grueso y denso de lo normal, el problema es más grave, ya que lo que se está quemando es el líquido refrigerante del motor. Esto se puede producir por un grave problema en la junta de la culata, en la culata o una posible grieta en el bloque motor. El arreglo de todas averías suele llevar un gran desembolso económico.

No ignores esto último, porque el problema podría agravarse. Una pequeña fuga de líquido refrigerante puede conducir a un riesgo serio de sobrecalentamiento y daños gravísimos en el motor. Asimismo, esa fuga de refrigerante también se puede mezclar con el aceite y causar serios problemas para su coche.

Si el humo es negro: En el caso de que el humo sea negro, esto es señal inequívoca de que el motor está quemando mucho combustible. Esto se produce por alguna posible deficiencia en el filtro de aire del motor, sensores de la inyección, inyectores y regulador de presión de combustible.

El humo negro es generalmente la forma más fácil de diagnosticar un problema. Hágalo rápidamente porque tanto la salud de su coche como su propia situación económica lo agradecerán, ya que su vehículo dejará de gastar más cantidad del combustible estrictamente necesario.